La ventaja de las camisas en comparación a las poleras, es que uno las puede arreglar a su gusto, así como transmitir de manera más exacta su personalidad en una situación dada o aún ponerse cómodo según los cambios climáticos.

Al salir del trabajo por ejemplo, quitarse los dos últimos botones y arremangarse las mangas, mandara automáticamente un señal de relajación y será mucho más adaptado para ir a tomar una chela entre amigos, allá donde quedarse con todos los botones cerrados podría hacer demasiado atascado.

Pero al momento de ponerse la camisa, para mucho dentro nosotros, estamos confrontado a un problema recurrente.
¿Como chucha puedo arreglarme esas weas de mangas? A analizar bien las posibilidades, pude salir dos grandes escuelas en respecto al arte de arremangarse las mangas.

El estilo del Hombre ProActivo 
Esta escuela consiste en arremangarse las mangas antes del codo, lo que va a resultar en una proporción de 1/2 brazo cubierto por la camisa y 1/2 brazo descubierto. Esta manera va a estructurar cada parte del brazo y va a crear una simetría entre el piel y la prenda. El resultado es de dar una imagen de ser una persona activa, lista para la acción.

arremangarse las mangas intro

El estilo del Hombre Relajado y Elegante
Esta escuela consiste en arremangarse las mangas después del codo, lo que va a resultar en una proporción de 2/3 brazo cubierto por la camisa y 1/3 brazo descubierto. Esta manera da una apariencia mas natural y menos preocupado. El resultado es de dar la imagen de una persona relajada y elegante.

A parte de esos dos tendencias mayores, es posible de distinguir tres estrategias para arremangarse la camisa. Aquí les presentamos un paso a paso para poder realizarlas a casa.

I) Antebrazo “El Relax” (pliegue después del codo)

Es la estrategia mas rápida, porque solo necesita de doblar dos veces su manga:

  • Desabrochar todos los botones de la mancha
  • Doblar una primera vez la parte posterior de la manga
  • Doblar una segunda vez
  • Rearmar un poco las extremidades del pliegue a su conveniencia (mas o menos decontratado), y listo.

II) Antebrazo “El Maestro”

El Maestro es una técnica permitiendo una grande personalización en respecto a la forma del pliegue, lo que permite jugar con precisión sobre el aspecto descuidado.

  • Desabrochar todos los botones de la mancha

arremangarse las mangasmaestro

  • Doblar de dos veces el ancho del manguito y enrollar el pliegue hasta el codo

les_3_meilleures_facons_de_se_retrousser_les_manches_de_chemise_thumb (1)

  • Doblar la extremidad a su gusto para dejar o no una parte del manguito

les_3_meilleures_facons_de_se_retrousser_les_manches_de_chemise_thumb (2)

les_3_meilleures_facons_de_se_retrousser_les_manches_de_chemise_thumb (3)

II) Antebrazo “El Proactivo”

Esta manera retoma el paso a paso del antebrazo “El Relax”, pero necesita de realizar el proceso de doblar el pliegue varios veces según el estilo querido o la forma de la camisa y hasta que el pliegue este antes el codo. Generalmente doblar 3 veces es la buena opción.

Con este paso a paso están ahora listo para poder probar una y otra vez cada tipo de pliegues hasta encontrar un estilo en el cual usted se sentirá cómodo.

No dudan a compartir  su propria manera de arremangarse las mangas. Les dejo con tres ejemplos de hombres que han maestrado cada uno de tipo de antebrazo presentado. Saludos !

camisa nick

El antebrazo “El Maestro” realizado con mucha personalización para un resultado único y viril. (Confieso que los tatuajes también desempeñan un papel en el resultado :))

proactivo elegante

El Proactivo doblado varios veces para un estilo muy retro y elegante.

piegle con lengua

Una variación del Proactivo con una lengua adicionada a la camisa para mantener el pliegue de manera artificial. Generalmente este tipo de artificio es sujeto a un resultado malo, pero en este caso es muy bien integrado. Ese es un ejemplo que no hay reglas inmutable en la moda, solo es un tema de encontrar la simbiosis entre prendas, físico y personalidad.

Artículos Relacionados

Franchute llegado por vacaciones en Santiago de Chile, me enamoré del pais desde ya 5 años. Me di cuenta de la pobre propuesta respecto la ropa masculina y decidi tratar del tama para desarollar la cultura de vestir bien, tanto como el mercado de la ropa de calidad.
Me intereso al estílo masculino intensivamente desde ya 10 años y trato compartirles los tips que voy apprendiendo en el camino.