Un estilo bien pensado puede causar un impacto grande en tu vida. Te ayudara en el trabajo, en la vida social, y hasta a sentirte mejor. Sin embargo, pocos son los hombres que se dan cuenta de este aspecto. Aquí vamos a ver en detalles por qué cuidar su apariencia.

Durante la adolescencia se construye la base de nuestra personalidad:
quién soy, qué me gusta, qué quiero hacer, qué imagen de mi quiero mostrar a los demás?
Son interrogantes que nos hacemos para crear un hilo conductor de su vida y tratemos de contestarlas para definirnos de la mejor manera.

Pero ya sea por un tema de comodidad, falta de confianza o flojera, muchos hombres terminan por dejar el tema de su apariencia. Unos utilizando como excusas: “cuidarse es cosas de chicas y gays” o “yo quiero seguir natural y simple”.

Pues, cada uno es libre enfocarse en lo que quiere. Para unos la ropa es un medio de expresión, algo relacionado al arte. Otros van a ver en la ropa solo el lado útil y practico.
También hay hombres que desean vestirse de mañera muy simple, a propósito. Quieren entregar otro tipo de mensaje a su entorno, como para decir “la apariencia no me importa, lo importante para mi está en otras cosas”.

Y está bien, yo creo que cada postura se debe respectar. Sin embargo, no dar interés a la ropa no justifica hacer errores enormes que podrías evitar simplemente al conocer unas reglas básicas. Vestirse a su talla y con colores adecuadas por ejemplo es lo menos que puede hacer.

reglas basicas estilo

Con pequeños detales puedes mejorar rapidamente tu estilo, aunque no te interesa mucho lo del estilo.

“Pero voy a comprar una camisa buena, ¿y qué? cuidar su apariencia no vale nada, lo importante es lo que soy… mis ideas, mis actos… no mi ropa.”

Si es cierto que el hábito no hace al monje, pero también es cierto que el usar hábito contribuye a serlo.

Hace menos de una semana, un joven, después de haberme escuchado hablar con mis amigos sobre mi proyecto de blog, se acercó a hablarme. El chico parecía determinado y algo molesto:

“Escuché que piensas que los chilenos no cuidan suficiente su apariencia. Pero quiero que sepas que la mayoría de las personas hace lo que puede, y lo que cuenta es lo que tienes en la cabeza.”

Estoy de acuerdo que el estilo no es lo más importante, pero a no ser así no significa que se debe negar. Recuerde que la ropa ocupa el 80% de la superficie de tu cuerpo y que la usas cada día.

La prenda se convierte entonces en una poderosa herramienta de comunicación para expresar de manera muy eficiente sus gustos, su sensibilidad, su manera de ser.

Respecto al dinero, si es cierto que para obtener prendas con buenas materias hay que pagar más, eso no impacta el hecho de tener estilo. Al comprar de manera inteligente, con la buena talla, con el buen diseño, se puede logra un estilo que corresponde a su deseo.
Bueno, obviamente si quieres un estilo Dark como al estilo Rick Owens, ahí si te va a costar encontrar tu felicidad con un bolsillo vació.

Rick Owens

El creador Rick Owens y sus prendas al estilo Dark.

Trabajar sobre su estilo es un camino largo. Pero con el deseo de querer mejorarlo continuamente se puede obtener resultados impresionantes. Mira la evolución del chico a continuación. El partió de cero y después de un año, su estilo se volvío mucho más cerca de lo que quería.

antes despues

Tal vez no lo puedes creer, pero si, es bien la misma persona con un año de diferencia. Un año de lectura y practica para mejorar su imagen.

Tanto como el lenguaje y la gestual, la expresión visual a través del vestido tiene un poder de comunicación que estaría una lata de no usar.

Por su parte, existen muchos estudios en Estados Unidos que demuestran las bondades del cuidado de la apariencia. Pienso, por ejemplo, en el grupo de estudio de EE.UU. UM’s Health Economics que indica que el cuidado de la apariencia es un factor de considerable éxito durante los estudios de posgrado. O también el estudio francés de Michael T que demuestra, entre otras cosas, que cuidar de sí mismo hace que te paguen entre un 4% y un 9% más que el promedio.

Vestirse para ganar más

En el trabajo, el estilo será realmente un apoyo para desarrollar el crédito que te dan tus compañeros de trabajo. Un hombre bien vestido y con carisma alcanzara a escalar y subir niveles en su trabajo más rápidamente.

Atraer la vista de las señoras

¿Les ha pasado que una mujer les piropea por lo bien que les quedan unos jeans? ¿O han podido sentir que la chica linda del metro los está mirando discretamente? Ese es el tipo de cosas que pueden ocurrir reconstruyendo su imagen, sin tener que parecer necesariamente Cristián Arriagada.

Más confianza, más oportunidades

El cambio de estilo no se trata sólo de la apariencia. Sentir que la imagen mejora, hace que te sientas mejor contigo mismo. Tu lenguaje corporal va a abrirse, tendrás más confianza, y eso impactará la percepción que los otros tienen de ti. Te sentirás más seguro y la gente se interesará más en ti.

Cuidar su apariencia es el primer paso para entrar en un círculo virtuoso que te llevará mucho más allá de la ropa; verás una mejora continua de tu entorno y de tu bienestar.

Franchute llegado por vacaciones en Santiago de Chile, me enamoré del pais desde ya 5 años. Me di cuenta de la pobre propuesta respecto la ropa masculina y decidi tratar del tama para desarollar la cultura de vestir bien, tanto como el mercado de la ropa de calidad.
Me intereso al estílo masculino intensivamente desde ya 10 años y trato compartirles los tips que voy apprendiendo en el camino.