Para la mayoría de los hombres, vestirse cuando hace calor se vuelve un gran problema.
¿Cuál es la razón? Pues bien, en verano el hombre esta privado de las prendas más usadas el resto del año : su cárdigan de punto grueso, su jean selvedge, su chaqueta preferida con un 100% de lana, su abrigo bien cortado.
Mientras aquellas son parte de las prendas más masculinas del vestuario de los hombres, todas esas prendas se quedan en su armario.

Vestirse bien en Verano, es vestirse según un contexto más exigente.

La elegancia masculina en verano: una tarea complicada

Eso dicho, no esperen tampoco poder obtener un estilo 100 % elegante en verano, sería causa perdida. En efecto, sería ridículo andar en la arena de viña del mar, un día de 40 grados, vestido de chaqueta con botines de cuero…
hacerlo no correspondería a la función primera de la ropa, es decir adaptarse a su medio ambiente, tanto medio ambiental como social.

Por lo tanto, no significa que uno se puede permitir cualquier excentricidad en verano. Como lo recordé en mi artículo sobre los errores a evitar, existen prácticas que se deben eliminar.
También se debe conocer algunas prácticas simples para armar un estilo que se demarca del combo ordinario: chalas, short, polera.

En verano, se trata de ser relajado y sutil. Respecto a eso, la frase “less is more” nunca ha tomado mejor su sentido.

Las lineas generales…

Bueno, ¿pero ser relajado y sutil, para ser cómodo en sus prendas, que significa? Aquí esta algunas de las prácticas que desarrollaré en este artículo:

Conceptos generales

  • Llevar telas ligeras y cómodas como el lino y la lana
  • Atreverse a usar colores
  • Usar cortes más relajados, para respirar más

Ser atento a la composición de sus prendas, una de las tres claves del estilo

Además de ser privado de una gran cantidad de prendas, en verano, estamos confrontado a otros problemas, directamente relacionado a la comodidad.
En efecto, el principal problema cuando hace calor, y más encima cuando uno es peludo, es que el cuerpo produce sudor, lo que resulta con riquísima aureolas de humedad en todas las áreas de pelo.

Y no les voy a ocultar que en este tipo de caso, uno se puede poner en situaciones embarazosos, como al momento de empezar la conversación con esta chica en el metro, mientras que se apoya en la pared.

Para evitar esas incomodidades, les voy a dar un consejo muy simple, y para mí, es una de las grandes brechas de los hombres en Chile. Es que los hombres ¡no se preocupan bastante de la composición de sus prendas!

Para pasar una etapa en su aprendizaje de la ropa, solo necesitan empezar a ser atento a la composición, al mirar la etiqueta de la ropa que esté a punto de comprar, y dejar de comprar a la ciego.

Tanto respecto al aspecto visual como a la comodidad, van a sentir un cambio radical en comparación a su pollera 100% plástico comprada en la calle.
Y con el tiempo podrán hasta diferenciar las distintas composiciones solo al tocar la prenda.

Cuidar la composición de sus ropas nunca fue tan importante como en verano. Entonces vemos como elegir una prenda en tema de telas cuando hace calor.

Primero, evitar todas las fibras sintéticas. Pueden ser aceptable durante las otras temporadas, si bien que sean de calidad, pero en verano son pocas capaz de guardarlos fresco. El plástico no es un material que respire bien y tiene tendencia a guardar el calor.

Para el verano, optan para prendas con composición vegetal, como el bambú, el cáñamo o el lino. Sobre todo, elijan una tela que no tejen demasiado estrecho: tules y gasas de algodón, por ejemplo.

El algodón y la lana también son un buen compromiso. ¡Tranquilo! no les estoy diciendo que deben volver a usar su suéter de punto grueso. No, es simplemente que la lana es un material que respira bien y deja pasar la transpiración, siempre que la tela no sea demasiada ancha.

Los colores en Verano: !Atreverse¡

Como lo había mencionado en el artículo ver todo negro, ¡basta!, los hombres usan demasiado el color negro, pensando que es el color de apoyo ideal cuando uno no quiere pensar demás.

Pero los colores oscuros mantienen mucho más el calor que los colores claros, el negro manteniendo hasta un 90% de la energía que recibe.

Así, en verano es la buena oportunidad para dejar un poco los colores que uno usa todo el resto del año, y atreverse con colores más estivales como el azul claro, el agua verde, el naranja, en combo con los clásicos blanco, gris antracita y beige.

El caso del FULL blanco

A pesar de todo evitar la trampa de un estilo totalmente blanco. Primero porque es muy connotado con la imagen de un seductor del domingo. Segundo porque con el reflecto de la luz le harás pasar por el faro del puerto. Y para terminar, es un color que se sucia muy rápido.

El pantalón blanco puede ser una opción interesante, siempre que sea usado como un verdadero italiano.

Sin embargo, el pantalón crema será a menudo una opción más fácil a usar.

Las buenas siluetas

Si es verdad que un corte intransigente es la llave de estilo exitoso, no es menos cierto que usar ropas más anchas, cuando hace calor, permite de evacuar la transpiración y sentirse más cómodo.En la medida del posible, uno elegirá poleras en el cuello con muescas, camisas menos empotradas, y pantalones más anchos.

Una buena solución para vestirse cuando hace calor, es la mezcla entre prendas ajustadas y prendas anchas, también dicho “Loose”:

  • Una polera ajustada o camisa  + un pantalón  sarouel.

  • Una polera drapeada, o con cuello con muescas + un pantalón derecho.
  • Una Marcel o una camisa + un chino o un short doblado.

Y el toce final vendra del uso de los accesorios.

 

Artículos Relacionados